Take a Chef

¡Un Chef Profesional en la comodidad de tu casa!

1

¿Qué chocolate es más sano?

Cuando nos hablan de placer, muchas son las ideas que se nos vienen a la mente: un viaje, una sesión de spa, una buena cena, el mejor festival de música de España, quizás un baño en una cala de Girona… Pero es cierto, que mucha gente piensa en lo mismo cuando escuchan la palabra placer… Rápidamente se imaginan una onza de chocolate o el postre más delicioso a base de cacao. ¿Qué será lo que tiene el chocolate que atrapa a tanta gente?

Podríamos dividir el planeta en dos mitades: aquellos que adoran el chocolate y aquellos otros que lo detestan. Y, es más, dentro del primer grupo, los podríamos subdividir en 3 categorías más: los de chocolate negro, los pro chocolate con leche o los amantes del chocolate blanco.

Numerosas investigaciones han demostrado que el chocolate beneficia nuestra salud, al igual que lo hacen las verduras en nuestra dieta. Eso sí, hay que reconocer que el que más nos beneficia es el que contiene mayor porcentaje de cacao (un mínimo del 70%). Este porcentaje significa que el chocolate que estamos comiendo contiene mucho menos azúcar y grasas, por lo tanto, más saludable.

– Chocolate negro –

Nuestro consejo es que cuando te decidas a comprar chocolate, lo hagas por el que mayor porcentaje de cacao contenga. Sabemos que al principio no puede ser fácil, pero seguro que en poco tiempo consigues que forme parte de tu día a día.

Se trata de uno de los alimentos recomendados en las dietas saludables, y su justificación se basa en la cantidad de antioxidantes que contiene. Hemos de dar las gracias a sus protagonistas: los flavonoides. Quizás nunca hayáis oído hablar de ellos, pero son los responsables de que el chocolate negro sea tan saludable.

chocolate-968457_1920

Lo ideal sería tomar una onza o dos al día. Tampoco debemos pasarnos. Una cosa es que sea beneficioso y otro que abusemos en su consumo. Todo en exceso es peligroso. Si tomáis nuestros consejos, podréis disfrutar de numerosos beneficios para vuestra salud:

  • Retrasa el envejecimiento
  • Disminuye la presión arterial
  • Previene las enfermedades del corazón (las personas que comen más chocolate durante la semana tienen un 37% menos de riesgo de sufrir una enfermedad cardíaca)
  • Disminuye el riesgo de sufrir accidentes cerebrovasculares
  • Aumenta el colesterol bueno (la manteca de cacao contiene ácido oléico)
  • Mejora la visión (de pequeños nos hacían comer zanahorias para tener mejor vista, pero por qué no permitirnos disfrutar del chocolate, si también mejora nuestra capacidad visual).
  • Reduce el estrés (expertos alemanes y suizos descubrieron que comer unos 40 gramos de chocolate negro diarios, durante dos semanas, reducía los niveles de las hormonas que producen estrés)
  • Previene el cáncer (adiós a la col y al brócoli, bienvenido chocolate; aunque su papel es limitado, numerosas investigaciones han demostrado que la gente que consume más chocolate, tiene menos posibilidades de desarrollar un cáncer)
  • Reduce la obesidad (siempre que hablemos de un chocolate con un porcentaje de cacao superior al 85%)
  • Permite recuperar la energía después de hacer deporte (el batido de chocolate es una de las mejores bebidas tras un entrenamiento)
  • Ayuda a mantener los dientes sanos (se ha demostrado que algunas sustancias del chocolate consiguen remineralizar el esmalte y mantener la estructura dental fuerte)
  • Mejora habilidades cognitivas como la memoria (gracias a los flavonoides)

Kylie Minogue, Alaska o Shakira lo toman, ¿por qué no lo vas a hacer tú?

– Chocolate con leche –

Curiosamente, aunque no sea el más beneficioso, sí que es el más popular, debido a su sabor dulce y al que suelen acudir los más golosos.

Es uno de los productos que más se consumen en la actualidad, pero lleva ya muchos años rondando por los hogares. Su origen se remonta a Suiza en el año 1875, momento en el que dos investigadores, Henri Nestlé y Daniel Peter, idearon la fórmula que mezclaba leche, cacao, manteca de cacao y azúcar.

croissant-648803_1920

Teniendo en cuenta que no es recomendable tomar si queremos mantener la línea o si estamos siguiendo una dieta para adelgazar, en ocasiones, podemos permitirnos el capricho de comernos un pedacito de chocolate con leche (suele tener un porcentaje por debajo del 40% de cacao). No todo es malo, ya que por ejemplo contiene una alta cantidad de calcio, y por lo tanto, beneficia a los huesos y se recomienda su consumo durante el embarazo, que son las etapas en las que el organismo lo necesita en mayor medida.

Pero, si lo comparamos con otros alimentos, el chocolate con leche es más calórico que la media de todos los alimentos, ya que contiene unas 535 calorías por cada 100 gramos. Así que, en el caso de que no lo podamos resistir, sí que debemos tomarlo 1 o 2 veces al mes.

– Chocolate blanco –

Quizás sea la antítesis del chocolate negro porque nada tiene que ver en su sabor con el rey del chocolate.

Su origen se remonta a Suiza, pocos años después de la Primera Guerra Mundial. Es en 1930 cuando la compañía Nestlé lo crea con la barrita Galak. Su composición se basaba en azúcar, leche en polvo y manteca de cacao. Y ahí está la diferencia. ¿Por qué es de color amarillento? Porque no se le añade cacao como tal, sino en forma de manteca.
El chocolate blanco contiene un mínimo del 20% de manteca de cacao, un 14% de sólidos lácteos, un 3,5% de grasa de leche y un 55% como máximo de azúcar u otros edulcorantes.

white-chocolate-380702_1920

Pero, os preguntaréis, ¿se puede considerar al chocolate blanco, chocolate como tal? Objetivamente no, ya que en realidad es un derivado del mismo, ya que no contiene pasta de cacao.

A día de hoy, es considerado el más perjudicial por sus niveles de azúcar y porque todos los beneficios que conseguimos con el chocolate negro, se van al traste con chocolate como este. Como todo en esta vida, la clave de su éxito está en no abusar.

Así que golosos y golosas, si habéis leído toda la información que os hemos aportado sobre los diferentes tipos de chocolate, toca pensar y reflexionar cuánto tomáis y de qué tipo. La apuesta de Take a Chef es por el chocolate negro y así debe ser la vuestra. Siempre y cuando, podamos permitirnos algún capricho una o dos veces al mes. No va a pasar nada.

Para terminar os dejamos una curiosidad: el chocolate se derrite a una temperatura aproximada a la de nuestro cuerpo (35º-37º), por eso se derrite en la boca.

Lleva un Chef Profesional a tu casa y vive la Experiencia

Reserva Aquí

adelgazarchocolatedietagrasaslifestylesaludsanotakeachef

takeachef • 13 octubre, 2015


Previous Post

Next Post

Comments

  1. Gabriela Aliaga 24 mayo, 2019 - 3:09 am Reply

    Excelente reportaje acerca de las propiedades que contiene el chocolate negro y blanco; me encanto; gracias.

Deja un comentario

Your email address will not be published / Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.