Take a Chef

¡Un Chef Profesional en la comodidad de tu casa!

Niño en la vuelta al cole

La vuelta al cole, siempre con energía

Todos estamos contando las horas para que nuestros peques comiencen la vuelta al cole, como cada septiembre. Se nos han acabado los días de vacaciones y toca el regreso a la rutina. Sabemos que no es fácil, pero podemos echar mano de algunos pequeños consejos para que sea más llevadera. Sobre todo, es importante que consigamos que los más pequeños de la casa se adapten a los cambios que supone el cambio de mes y, que además, vean con buenos ojos la entrada al nuevo curso.

La vida sana es un punto clave en el desarrollo de la infancia y como tal, parte de su importancia se asienta sobre la alimentación. Todos los padres pensamos en comprarles la mochila que está de moda, los rotuladores que mejor pintan, la goma de borrar más extraña o aquella libreta que lleva a sus personajes de animación preferidos en la portada. Después, quizás tengamos que comprarle ropa nueva, ya sea el nuevo uniforme o pantalones con la nueva talla (porque aunque no lo parezca, crecen y mucho). Incluso nos damos una vuelta por las tiendas de telefonía móvil, porque nuestro hijo lleva pidiéndonos uno como el que lleva su amigo, para poder hablar de los trabajos y de las actividades extraexcolares. Todo esto estará muy bien. Pero, algo que muchas veces se pasa por alto y que es muy importante para el desarrollo del menor es la alimentación.

La vuelta al cole la podemos afrontar como una oportunidad al cambio, a motivar a nuestros pequeños a probar nuevos productos en la cocina y sobretodo a tener en cuenta los horarios, para que puedan descansar todos los días el mismo número de horas. Es muy importante contagiar a nuestros hijos con una actitud positiva y hacerlos partícipes de la buena actitud ante la comida.

Vamos a daros algunos ejemplos de lo que podéis hacer en vuestro día a día:

En primer lugar no hay que olvidarse de cumplir con las 5 comidas. Las necesidades nutritivas de los más pequeños se dividen aproximadamente en un 25% (desayuno y almuerzo), 35% (comida), 10% (merienda) y el 30% restante (cena).

  • El desayuno quizá sea el porcentaje que mejor cumplen los más pequeños, ya que se suelen incluir alimentos muy de su gusto. Lo que tenemos que superar son las dos cifras que nos alertan del fallo en esta parte del día: entre un 10%-15% de los niños españoles va al colegio sin haber desayunado y de un 20%-30% realizan un desayuno insuficiente. Las prisas y el sueño toman la iniciativa, dejando atrás la importancia de una buena alimentación. ¿Qué es lo que deben tomar los más pequeños? Os recomendamos que se incluya un lácteo (sea leche, yogur o queso, evitando los muy grasos); Un trocito de pan, tostada o copos de cereales; y también pueden tomar mermelada, miel, aceite de oliva, mantequilla…
  • A media mañana, lo más recomendable es algo que complemente al desayuno, no repetir. En este momento del día se puede incluir una pieza de fruta, un yogurt o por ejemplo un bocadillo de queso. Es muy aconsejable alejarse de las chucherías y la bollería industrial.
  • La hora de la comida es muy importante. Cada vez es más frecuente que los niños lo hagan en su centro escolar. Si es así, los padres deben conocer su plan mensual de comidas y colaborar activamente con el colegio para que la alimentación que se oferta sea la más equilibrada. Si por el contrario, dependen de nuestras manos, hay que tener en cuenta una dieta muy variada a lo largo de la semana. Se debe incluir pasta, ensaladas, hortalizas,  patatas, legumbres, cremas, sopas y carne. Y para el postre tiene que predominar la fruta (las hay de muy diferentes sabores y colores); se puede permitir un yogur también algunos días. Recordad que cuando hablamos de fruta se puede tomar en macedonia, en ensalada, en forma de pincho, en batido, asada…En la variedad está la calidad.
  • La merienda es otra de las comidas favoritas de los más peques de la casa. No debe ser excesiva, ya que tienen que llegar con apetito a la cena, pero podemos permitirnos ofrecerles un bocadillo, fruta, yogurt, un trozo de bizcocho…
  • Por último, hay que cerrar el día con otra de las patas de una buena alimentación: la cena. Se tiene que complementar equilibradamente con la comida. Podemos ofrecerles cremas y purés, tortilla, pescado, guarniciones con todo tipo de verduras y hortalizas… Y para el postre hay que darle especial importancia a los lácteos y la fruta. Si se puede, hay que ofrecerle un trozo de fruta y un vaso de leche o una cuajada, un yogur, una natilla, un batido…

Con estas 5 comidas, nuestros más pequeños seguirán un ritmo alimenticio adecuado. Pero, además de conocer qué hay que consumir es importante conocer la cantidad. Así que os vamos a dar una serie de recomendaciones sobre lo que un niño debe consumir:

  • En cuanto a leche, al menos medio litro al día. No necesita ser descremada, a no ser que tenga prescripción médica. Y como os hemos comentado anteriormente, puede ser sustituida con yogur o una porción de queso. Respecto a la carne, no es necesario tomar todos los días. Es conveniente alternarla con pescado y procurar que sea de diferentes especies: pollo, cerdo, vacuno, conejo, cordero, etc. En relación al pescado, su consumo debe ser estimulado y sobre todo, el pescado azul como la sardina, la caballa, el boquerón…
  • Otra fuente de proteína es el huevo. Importante no comer más de 4 o 5 huevos a la semana. ¿Y las patatas? Hay que moderar su consumo en favor de platos con guarniciones a base de hortalizas y ensaladas. No menos importantes son las legumbres, ya que son ricas en fibra dietética y proteínas vegetales. Y, por supuesto, el consumo de fruta de forma natural. No hay que abusar de los zumos de frutas, que normalmente son industriales.
  • Además, es conveniente acostumbrar a los niños a consumir hortalizas y verduras como plato base y como guarnición de platos de carne, pescado y huevos, ya que hay una cierta resistencia a tomar este tipo de alimentos. Por otro lado, el consumo de pan debe ser recuperado de forma moderada, ya que su aporte de hidratos de carbono contribuye al equilibrio de la dieta.
  • La pasta hay que dejarla en un segundo plano, sin olvidarla. Preferentemente, hay que dar cabida a otro tipo de primeros platos que aporten mayor riqueza nutritiva. En especial fibra, como legumbres, verduras, hortalizas, etc. El arroz, al igual que el trigo, es un cereal que acepta buenas combinaciones con otros alimentos, pero es muy importante que sea alternado con verduras y hortalizas.
  • Respecto a los dulces, hay que tomarlos con moderación. Hay que tener en cuenta que la mayoría son industriales y provocan trastornos alimentarios en el futuro. Lo mismo ocurre con los refrescos, que deben ser vistos por los pequeños como una bebida ocasional y no como algo recurrente.
  • Por último, hay que tener en cuenta que la grasa es necesaria para el organismo puesto que aporta vitaminas liposolubles y ácidos grasos esenciales. Pero su abuso impide el consumo de otros alimentos más necesarios para el crecimiento. Nunca se debe superar el 30% del aporte de calorías total.

Todos estos consejos y recomendaciones que aquí os explicamos tenéis que ponerlos en práctica ahora. La vuelta al cole es el momento perfecto para introducir estos cambios de forma paulatina y que los más pequeños lo vean como algo apetecible y que tiene que formar parte de su día a día.

Antes de finalizar, si que nos gustaría daros un último consejo, que os puede parecer una tontería, pero no lo es: evitar las peleas por la comida. Los padres son los que seleccionan los alimentos más saludables a la hora de comprar. Así que os podéis permitir en ocasiones, que los más pequeños elijan qué tomar. Recuerda que la elección más importante la has hecho tú en el supermercado. El pequeño cree tener el control de la situación, aunque realmente la tienes tú. Permíteles ese pequeño favor.
Con todo lo aprendido en estas líneas, solo nos queda desearos una vuelta al cole, siempre con energía.

Lleva un Chef Profesional a tu casa y vive la Experiencia

Reserva Aquí

5 comidasalimentaciónalimentación infantilenergíavida sanavuelta al cole

takeachef • 9 septiembre, 2015


Previous Post

Next Post

Deja una respuesta

Your email address will not be published / Required fields are marked *