Take a Chef

¡Un Chef Profesional en la comodidad de tu casa!

Cine y Gastronomía

Cine y gastronomía, un gran maridaje

Seguro que todos vosotros habéis ido, aunque sea alguna vez en la vida, al cine. Echáis un vistazo a la cartelera la semana de antes, el día anterior, quizás ese mismo día… pero tomáis la decisión de dejaros atrapar durante una hora y media por la gran pantalla. Esa que es capaz de envolvernos en una realidad diferente y que nos hace vivir experiencias únicas.

Comienza la típica cuenta atrás y ya estáis listos para empezar a disfrutar de la nueva película de James Cameron, Steven Spielberg o Emilio Martínez-Lázaro. Y como todas las cintas cinematográficas, en ésta, esperas que se te despierte algún tipo de sentimiento: alegría, risa, tristeza, intriga… Pero, y si nos paramos un momento a pensar si es capaz el cine de despertar hambre en los espectadores. ¿Será capaz la gran pantalla de abrirnos el apetito a través de planos cortos, travellings o con un simple zoom? ¿Nadie de vosotros ha sentido esto alguna vez sentado en una butaca? Porque nosotros sí.

Queremos hacer un repaso a la trayectoria de la gastronomía en la historia del cine. Y es que, aunque no lo creáis, la comida ha dado mucho juego en el séptimo arte. ¿Os suenan títulos como Cuatro bodas y un funeral, Indiana Jones y el templo maldito o La vida es bella? Pues todas ellas son ejemplos de fusión entre cine y cocina.

Sí que nos gustaría distinguir dos tipos de películas en esta simbiosis: aquellas cuyo nombre hace referencia directamente a la gastronomía y aquellas en las que la cocina cobra especial protagonismo en su argumento pero no en el cartel.

El cine que hace referencia directa a la gastronomía

chefPara empezar nos decantamos por una película actual. Si miramos el historial de la cartelera de estos dos últimos años, hay una que nos llama la atención. El director Jon Favreau lanzó al mercado la cinta Chef en 2014. El crítico Federico Marín la define así en el periódico ABC: “es casi un aperitivo, una tapa de buen cine sin pretensión de alta cocina, que nos tragamos de un bocado. Deja un regusto excelente, sin digestiones pesadas. Se puede olvidar al instante o dejar revoloteando en el paladar de la memoria”.

Se trata de una comedia en la que un chef creativo, deja su trabajo al negarse a aceptar las exigencias del propietario del local, y decide buscarse la vida. El protagonista emprende en un servicio de comida ambulante, donde recupera su pasión por la cocina y el entusiasmo por una vida rodeado de su familia.

les savours du palaisEn 2012, Christian Vincent lleva a la gran pantalla Les saveurs du Palais (La cocinera del presidente).

Nos gustaría recoger una crítica de Andre L. Urban en Urbancinefile: “Una película bastante atractiva, con algunos momentos especiales (…); la cocina seria siempre nos fascina a nosotros, los amantes de la cocina y Hortense tiene unos platos apetitosos y únicos con los que tentarnos”. Al final tendremos que reflexionar todos sobre el verdadero poder de la imagen en la mente, en este caso aquellas que consiguen generar hambre en el espectador.

Charlie_y_la_f_brica_de_chocolate-369210884-largeAhora, si viajamos diez años atrás, podemos encontrar una película con un tono más ‘dulce’. 
Charlie y la fábrica de chocolate
, de Tim Burton. En este film, el protagonista y cuatro niños más consiguen ganar un concurso que les permitirá visitar la magnífica fábrica de Willy Wonka. En el argumento se descubre un mundo fantástico y lleno de diferentes sabores: el mundo de las golosinas.

american cuisineY recogemos una cuarta. En 1999, Jean-Yves Pitoun lleva a los cines la película American Cuisine. El crítico Fernando Morales la describe así en El País: “Interesante comedia culinaria. Además de una historia sentimental rodada con suma pericia, el filme muestra también el funcionamiento de uno de los grandes restaurantes de Francia. Buen provecho”.

A parte de estas 4 cintas cinematográficas, títulos como Un toque de canela (2003), Chocolat (2000), Comer, beber, amar (1994), Tomates verdes fritos (1991) o Cena a las ocho (1933) forman parte de un sinfín de filmes que llevan en sus carteles algún elemento de la gastronomía como protagonista.

El cine que hace referencia indirecta a la gastronomía

Por otro lado, y como hemos comentado anteriormente, hay un segundo grupo de películas. Aquellas que aunque en el título no se haga referencia directa al mundo de la cocina, en su argumento sí que es un parte esencial.

RatatouilleEmpezamos por una que seguro que a todos vosotros os suena. Os adelanto que se trata de una película de animación y su protagonista es un roedor. Supongo que ya habréis caído. Se trata de Ratatouille (2007). Esta palabra aunque puede hacer referencia a un típico plato francés, en este caso apunta directamente a una simpática rata que sueña con convertirse en un chef, a pesar de contar con toda la oposición de su familia. Jordi Costa en la revista Fotogramas deja su crítica acerca de este largometraje: “El secreto de su genio podría emparentarse con el de la mejor cocina de vanguardia: el arte de conciliar la novedad con la tradición (…) Apoteósico clímax final”. Os recomendamos que cuando tengáis un pequeño hueco en vuestra agenda la veáis. Vale la pena.

Rocky_BalboaUn año antes, en 2006, uno de los personajes de ficción más conocidos salta a los cines de todo el mundo. Se trata de Rocky Balboa, el boxeador interpretado por Sylvester Stallone. El argumento de este film nos muestra a un luchador y hombre coraje que, retirado del ring, se encarga de un restaurante italiano. Allí se pasa las tardes contando viejas historias y anécdotas. Sí que tenemos que reconocer que numerosos críticos de cine no han dado una buena opinión sobre esta película.

Mi_gran_boda_griegaSi nos trasladamos a la parte oriental del Mediterráneo y al año 2002, nos encontramos con la película Mi gran boda griega, de Joel Zwick. Se trata de una comedia romántica en la que su protagonista trabaja en un restaurante griego. Buenas críticas y una gran taquilla resumen el éxito de este film, en el que la cocina nos entra por los ojos.

La_dama_y_el_vagabundoPor último, nos gustaría hacernos eco de uno de los clásicos de Disney. El crítico
Jorge Barriuso la resume como “sin duda, uno de los mejores y más originales productos de la era dorada de Disney”. Sus protagonistas, una perrita de pura raza y un perro vagabundo muy simpático. Ya sabréis que os hablamos de La Dama y el Vagabundo.

Paraos a recordar durante cinco segundos una imagen de la película. La mayoría de nosotros estaremos pensando en una: ese momento en el que ambos tienen un plato de espaguetis en el centro de la mesa. Un momento clave de la película y considerado por la revista People como uno de los besos más famosos de la gran pantalla.

No obstante, podríamos recoger otros títulos en esta segunda categoría de películas: The Interview (2014), Julie y Julia (2009), Uno de los nuestros (1990) o La quimera del oro (1925).

Todos estos títulos de la cinematografía, que hemos repasado, son una pequeña muestra de lo que la gastronomía aporta al cine. Y sobre todo cómo, siendo la protagonista directa o formando parte en un papel secundario, ayuda a conseguir que una película sea muy taquillera.
Ahora podéis contarnos qué película de la gran pantalla os ha abierto el apetito en la butaca o simplemente, aquella que recordáis como un gran éxito de la gastronomía en el cine. Terminamos con una frase del escritor irlandés George Bernard: “No hay amor más sincero que el amor que sentimos hacia la comida”.

Lleva un Chef Profesional a tu casa y vive la Experiencia

Reserva Aquí

cartelerachefcinecine gastronomicodisneyhistoria del cinela dama y el vagabundopelícula

takeachef • 17 septiembre, 2015


Previous Post

Next Post

Deja una respuesta

Your email address will not be published / Required fields are marked *