Take a Chef

¡Un Chef Profesional en la comodidad de tu casa!

Fotos de Comida

Sabemos que eres un buen chef, pero por qué no ser también un buen fotógrafo y demostrar que tus platos son una auténtica obra de arte. Desde Take a Chef te ofrecemos una guía simple para conseguir éxito en tus fotos de comida. Recuerda que todo ese material fotográfico es una muestra visual de tu trabajo y lo puedes compartir en las diferentes redes sociales.

Chupito de Ajo blanco con melón

Chupito de Ajo blanco con melón

La fotografía es uno de los protagonistas de nuestra página web y el pilar fundamental de las redes sociales de Take a Chef. Los clientes prestan atención a tu imagen, la del propio chef, y a la de los platos que presentas. Recuerda que una imagen vale más que mil palabras, y una buena foto será el impulso que les falta para decantarse por tu menú y no por el de otro chef. El 90% de la elección final se basa en las opiniones de otras experiencias y en el material visual que tú ofreces de tus platos.

Así que para echarte una mano, hemos decidido crear una pequeña guía a seguir cuando tengas una cámara de fotos en tus manos. ¿Estás listo para aumentar el número de reservas? Coge papel y boli, y toma nota.

1. El ángulo

Con esto nos referimos al grado de inclinación de la cámara respecto al plato que vas a fotografiar. Hay que tener en cuenta dos posiciones esenciales a la hora de sacar bonitas tus creaciones.

35_TakeaChef

Fotografía tomada con perspectiva

Por un lado, está la vista en perspectiva (lo que en fotografía se denominaría un ligerísimo picado). La cámara se sitúa enfrente del plato y en un pequeño ángulo de inclinación con el plato. De esta forma, conseguiremos dar la impresión de que estábamos delante de la foto, lograremos armonizar todos los ingredientes que forman el plato y crearemos el efecto de profundidad (resaltando los elementos que deseemos del plato).

Takeachef - Chef a domicilio Madrid - 127-008

Fotografía desde arriba

Por otro lado, os podéis decantar por el ángulo cenital, o dicho de otro modo, desde arriba. Lo que en las grandes superproducciones cinematográficas permite mostrar amplias extensiones de terreno, a ti te posibilitará dar una visión completa de tu plato. No se verán los detalles como en el caso de la perspectiva, pero si te facilita crear una imagen más artística y creativa. En resumen: si quieres detalle y profundidad, elige perspectiva. Si lo que buscas es una imagen artística y con una visión general, decántate por la fotografía desde arriba.

2. La luz

Foto con buena iluminación

Foto con buena iluminación

Os puede parecer una tontería el tipo de luz que haya en el espacio que vas a tomar la foto. Pero no lo es. La luz es el punto esencial de cualquier foto, ya que de ella depende que se vea bien o que los colores se perciban perfectamente. Si la foto la vas a realizar por el día, te aconsejamos que aproveches la luz natural (ya sea al aire libre o la que entra por una ventana). Si, por el contrario, es de noche, lo que te recomendamos es que elijas el espacio mejor iluminado, cerca de una fuente de luz (sea bombilla, lámpara…). No obstante, hay elementos que siempre tienes que evitar: las sombras, el flash, las fotos con un tono amarillento o espacios con poca iluminación.

3. El fondo

Comida (15)

Aunque el plato es lo más importante, el fondo va a ser la clave a la hora de que tu creación tenga protagonismo y destaque por encima de todo. ¿Qué os queremos decir con esto? Que hay que concentrar la atención en el plato, por lo que hemos de elegir fondos lisos. Siempre alejarnos de fondos decorativos o que desvíen la atención del protagonista. ¿El mejor fondo? Las fotografías que utilizan un fondo de color oscuro (que también puede ser uno de madera por ejemplo), con un plato blanco y unos ingredientes de colores, tienen mayor posibilidad de cautivar en los ojos del que ve la foto. Como os hemos comentado, lo mejor es elegir un plato blanco, a no ser que por los colores de tus ingredientes sea más correcto optar por otra tonalidad.

4. Zoom y enfoque

Plano detalle de un plato

Plano detalle de un plato

Antes de darte algunas nociones básicas, te proponemos que cojas la cámara, te sitúes delante de uno de tus platos y pruebes a fotografiar con diversos enfoques y de cerca o más lejos. Juega a desenfocar elementos de tu plato. De esta forma comprobarás la infinidad de posibilidades que te ofrece tu cámara o tu móvil. ¿Qué es lo ideal? Nosotros te recomendamos que intentes encuadrar en la foto el plato completo o la mayor parte de él.

Comida (6)

Es conveniente evitar tomar las fotografías lejos del plato, ya que los planos cercanos (para los que puedes usar el zoom) te proporcionan múltiples efectos. Con respecto al enfoque, debes sacarle partido a uno de tus ingredientes, si quieres darle protagonismo, o también puedes fijarte en el conjunto. Eso sí, evita que el plato quede enfocado, pero tus elementos no (conseguirías el efecto contrario). Jugar con el enfoque es maravilloso, y te permitirá realizar múltiples fotos diferentes de una misma creación.

5. El dispositivo

Comida (21)

Sabemos que no todos podéis disponer de una cámara de última gama o la mejor Réflex. Es lo ideal, pero no todos los cocineros contaréis con una de ellas. No os preocupéis. Si la tenéis, mejor, pero si no, no os desaniméis, hay miles de fotos tomadas desde un dispositivo móvil que han conseguido una repercusión enorme en los usuarios. Una cámara digital o un teléfono comprado en los dos últimos años, te permite sacarle mucho partido a tus platos y mostrarlos como si tuvieras una cámara de última generación. En el caso de los móviles, cuentas además, con aplicaciones que te dan múltiples opciones, como es el caso de VSCO CAM o Instagram. Te permite poner filtros, recortar, mejorar los ajustes de iluminación, los colores, enfoques y desenfoques… Eso sí, por favor, siempre, siempre, siempre, tiene que prevalecer la naturalidad de la foto. Está muy bien usar filtros y efectos, siempre que no afecte a la foto, porque su abuso convierte una buena foto en una composición artificial, lo que echaría para atrás a la persona que ve tu foto.

¿Estáis listos para realizar la mejor fotografía de vuestros platos? Esto es una pequeña guía con algunas nociones básicas. Os aconsejamos que lo leáis, pero que realicéis cientos de pruebas delante de los platos. Probar y jugar, y jugar y probar. Con la experiencia se aprende y en vuestras manos está que un cliente se decante por vuestro menú, tan solo por el hecho de tomar unas buenas fotos de comida.

Lleva un Chef Profesional a tu casa y vive la Experiencia

Reserva Aquí

desenfoquefoto gastronomicafotografiafotos de platostake a cheftakeachef

takeachef • 23 septiembre, 2015


Previous Post

Next Post

Deja una respuesta

Your email address will not be published / Required fields are marked *