Take a Chef

¡Un Chef Profesional en la comodidad de tu casa!

Una confusión frecuente. ¿Langosta o Bogavante?

A menudo la gente se confunde cuando hablamos de langosta y bogavante, ya que aparentemente no es fácil diferenciarlos. En ambos casos es una delicia llevárnoslos al paladar, pero queremos que a partir de hoy consigáis diferenciar un bogavante de una langosta.

El color

La primera de las diferencias es el color que tienen cuando están vivos. Todos hemos pasado alguna vez por alguno de estos restaurantes en los que tú puedes elegir una langosta o un bogavante para que te lo preparen en ese momento. Si queremos diferenciarlos sin preguntarle a los camareros, tenéis que saber que la langosta es de color pardo anaranjado, mientras que el bogavante cuenta con un color azulado y oscuro. Estamos hablando de su color cuando están vivos, ya que una vez cocinados, ambos cambian su color a un rojo vivo, que es el que vemos en nuestros platos. Esta muda de color es mucho más notable en el caso del bogavante.

langosta_bogavante

Las patas

Otra de las características en la que nos podemos fijar es en las patas que tienen. Ambos cuentan con 5 pares de patas, pero el bogavante tiene en su parte delantera dos pinzas fuertes y grandes que se suelen atar para poder manipularlos (además son diferentes entre ellas ya que con una desgarra y con otra tritura). Por su parte, la langosta destaca por sus largas antenas y por sus pequeñas pinzas delanteras, que casi no se distinguen del resto de patas.

langosta_bogavante_2

El sabor

Ya, hilando un poquito más fino, y con respecto al sabor, podemos destacar que la langosta tiene un sabor más fino en la mesa y el bogavante es mucho más intenso. Eso sí, ambos son los reyes de la mesa.

Lubrigante, Abakando o Llamántol

Como curiosidad, si viajáis a Galicia, País Vasco o Cataluña, tenéis que saber que os están hablando de bogavante si escucháis lubrigantes (gallego), abakando (euskera) o llamántol (catalán).

¿Por qué los confundimos?

Es curioso, que la razón por la que solemos confundir el bogavante con la langosta reside en que existe una especie de bogavante que se denomina ‘langosta americana’. Realmente debería llamarse bogavante americano o canadiense, ya que sus características son más cercanas a la del bogavante que nosotros conocemos, pero el hecho de que se llame langosta, provoca la confusión entre ambos crustáceos.

Lleva un Chef Profesional a tu casa y vive la Experiencia

Reserva Aquí

alta cocinabogavantediferenciaslangostamariscotakeachef

takeachef • 3 noviembre, 2015


Previous Post

Next Post

Deja una respuesta

Your email address will not be published / Required fields are marked *